AI Catalunya
Grup d'educació
principal
objetivos
materiales
recursos
temas
documentos
contacto
mapa
> principal > temas > videojuegos > informe 2000
"Haz click y tortura"
Videojuegos y violación de derechos humanos
Diciembre 2000 (resumen)

Amnistía Internacional ha denunciado la existencia en el mercado de numerosos juegos de ordenador que fomentan prácticas atentatorias contra los derechos fundamentales y que son utilizados con frecuencia por menores de edad.

Los niños y adolescentes pueden acceder libremente, y sin que nadie les advierta de los riesgos, a videojuegos que permiten torturar lentamente a “los enemigos” sólo con hacer un click con el ratón del ordenador.

Los menores pueden además acceder a salas de alquiler de videojuegos sin un control real de sus edades. Internet es otra de las vías más habituales para conseguir este tipo de juegos sin tener que superar ningún tipo de restricciones de acceso.

Las revistas especializadas en juegos de ordenador son el siguiente eslabón en esta cadena de difusión de la “tortura virtual”. En estas revistas raramente se indica la edad para la que están recomendados los videojuegos y en las explicaciones sobre sus contenidos se ensalzan las torturas, las matanzas y la sangre como elementos de diversión.

Además del análisis de casos concretos de videojuegos que promueven este tipo de acciones como forma de entretenimiento, el informe de AI recoge una serie de recomendaciones al gobierno español y a las autoridades autonómicas para que regulen la comercialización y la publicidad de estos productos que inducen al maltrato y fomentan prácticas delictivas y atentatorias contra la dignidad humana.

El informe “Haz click y tortura: videojuegos, tortura y violación de derechos humanos” se enmarca dentro de la campaña contra la tortura que Amnistía Internacional está desarrollando en todo el mundo y que se prolongará hasta finales del año 2001.

EJEMPLO DE VIDEOJUEGO ANALIZADO


El "Guardián de la Mazmorra" es un videojuego producido por Bullfrog y distribuido por Electronic Arts. Según la carátula, se recomienda su uso para menores de edad a partir de 15 años.
Algunas frases del folleto oficial que fomentan las torturas:

vuelve al inicio