AI Catalunya
Grup d'educació
principal
objetivos
materiales
recursos
temas
documentos
contacto
mapa
> principal > materiales > materiales de AI > la Declaración Universal > artículo 15
 La Declaración Universal de los Derechos Humanos. Sugerencias didácticas
Artículo 15. Derecho a la nacionalidad 
presentación | índice | siguiente artículo

1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.
2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.
  • ¿Por qué es importante tener una nacionalidad, y que ésta no pueda ser arrebatada o negada? ¿Qué significa "privar arbitrariamente de su nacionalidad"?
  • Buscar información sobre la situación actual de  los habitantes del Sahara Occidental o del Kurdistán. ¿Cuál es su nacionalidad? Situar estos territorios en un mapa.
  • Todos los países tienen medidas que regulan la concesión de la nacionalidad. Buscar motivos a favor de estas medidas reguladoras y argumentos en contra.
  • ¿Tener derecho a una nacionalidad implica el deber de tenerla? ¿Qué es un apátrida?
  • Buscar casos reales o ficticios (del cine, novelas...) de apátridas, y comentar sus vivencias.
  • En algunos casos los cambios de nacionalidad se solicitan meramente para conseguir rebajas fiscales o evadir impuestos. Comentar las distintas repercusiones sobre los países afectados (por ejemplo, si para el estado que se abandona supone una merma significativa de sus ingresos y de su capacidad de dar servicios públicos).
Propuesta incluida en los "Materiales para la educación en Derechos Humanos", Ararteko, 2000:
Solicitantes de nacionalidad

Se pretende crear un debate sobre posibles situaciones de personas que quieren conseguir la nacionalidad, en este caso la española.
Se divide la clase en tres grupos, cada uno con una corriente de opinión que les habrá tocado en suerte. Hay además un grupo de cuatro o cinco alumnos y alumnas que representan a las personas que quieren cambiar de nacionalidad.

Los tres tipos de corrientes de opinión son:

A. Los que consideran a esas personas que quieren tener una nueva nacionalidad traidoras a su propio país.
B. Los que se comprometen a aceptar a personas “nacionalizadas” como sus iguales, en igualdad de derechos y condiciones.
C. Los que se oponen tajantemente a aceptar en su país “extranjeros”.

Se reparten las tarjetas entre los alumnos y alumnas, de manera que a cada uno de ellos les toque una de las opciones A, B o C.
Cada uno de los personajes que quiere cambiar de nacionalidad debe crear una pequeña historia para su personaje y contestar a las preguntas que le hagan sus compañeros y compañeras que son quienes deben aceptarle en el país o no.

Los roles que pueden interpretar pueden ser:

• Un sudafricano de color rico quiere cambiar de nacionalidad por motivos meramente económicos. Aquí paga menos impuestos. Su llegada puede traer riqueza.
• Una mujer refugiada afgana. En aquel país, las mujeres no tienen derecho a la misma atención médica que los hombres, ni pueden trabajar, ni tienen acceso a la educación y deben salir a la calle cubiertas de los pies a la cabeza. Quiere vivir aquí porque la situación de la mujer es mucho mejor, trabajará en cualquier cosa y si consigue el dinero suficiente traerá a sus hijas con ella.
• Un ruso. Tiene unos conocidos que se han hecho ricos en España de una manera poco ortodoxa y él quiere probar fortuna.
• Un emigrante marroquí. En su país sufre penurias económicas y apenas puede alimentar a su familia. Ha comprado el traslado a un capo de las mafias que trasladan gente de manera ilegal por 600 euros, le ha detenido la policía y su única opción para poder alimentar a su familia es conseguir la nacionalidad y buscar un trabajo digno.
• Un sacerdote colombiano. En su país trabajaba en una diócesis con los más pobres, intentando ayudarles, pero los paramilitares le habían amenazado de muerte.
• Una mujer ruandesa con sus dos hijos. Han tenido que huir de su país con lo puesto y no pueden volver porque continúan las matanzas. Quieren empezar una nueva vida en un lugar más seguro.
• Un viajero. Ha vagado por todo el mundo y como lleva varios años viviendo aquí ha decidido que quiere votar y participar en las decisiones que le pueden afectar.

El profesor o la profesora irá escribiendo los argumentos que se den en un sentido o en otro en la pizarra. Al finalizar, deberán llegar a un consenso y sacar conclusiones sobre si es acertado o no el artículo 15 de la Declaración.

Materiales complementarios
Consulta en el apartado de materiales complementarios los distintos recursos disponibles.


vuelve al inicio