AI Catalunya
Grup d'educació
principal
objetivos
materiales
recursos
temas
documentos
contacto
mapa
> principal > documentos > historia de la infancia > infancia maltratada
 Historia de la infancia
La infancia maltratada. Las grandes agresiones contra la dignidad y la integridad de los menores
"Cuanto más retrocedemos en la historia más bajo es el nivel de la atención al niño y más probablemente hallaremos niños asesinados, abandonados, golpeados, aterrorizados y víctimas de abusos sexuales"

Lloyd De Mause. Historia de la infancia. Alianza. Madrid, 1991
Los asesinatos infantiles
Los sacrificios rituales
Los abandonos
La mortificación del cuerpo
La mutilación genital femenina
Los castrados
Los abusos sexuales
Las bodas de menores
Los niños soldado
Los menores, víctimas de las guerras

Los asesinatos infantiles


En la antigüedad los asesinatos infantiles podían tener distintas motivaciones, por ejemplo, protegerse los adultos de las amenazas que los oráculos profetizaban, encarnadas en niños que presuntamente estaban predestinados a asesinar al rey, faraón o gobernador de turno. Estos serían los casos de la matanza de niños judíos por parte del faraón en tiempos de Moisés, o más tarde la matanza de inocentes por parte de Herodes:
"Al verse engañado por los magos, Herodes se enfureció y mandó matar, en Belén y sus alrededores, a todos los niños menores de dos años, de acuerdo con la fecha que los magos le habían indicado. Así se cumplió lo que había sido anunciado por el profeta Jeremías: En Ramá se oyó una voz, hubo lágrimas y gemidos: es Raquel, que llora a sus hijos y no quiere que la consuelen, porque ya no existen."
Evangelio según San Mateo, 2:16-18
Pero sin duda la dimensión más abrumadora de los asesinatos infantiles corresponde a los cometidos por motivos socioeconómicos: eliminar en momentos de escasez un exceso de bocas a alimentar. La falta de salud y las deficiencias físicas o psíquicas, junto a la pobreza,  devaluaban también drásticamente el valor social del menor y el interés por preservarle la vida.

Como veremos en otros apartados, aquí también las niñas eran las que se llevaban la peor parte. Situación que todavía persiste, ya que el asesinato (encubierto, para eludir las leyes) de niñas por motivos económicos y culturales sigue siendo una triste realidad en algunos países, en la medida que cuanto mayor es la pobreza más se considera a los niños como puntales para la vejez, y en cambio a las niñas como una carga. Por ejemplo, ocurre en algún país subsahariano o en algunas regiones de India o Pakistán.

Información relacionada:
Primavera silenciosa: la tragedia de las niñas que nunca nacieron en la India. Patricia Leidl

Los sacrificios rituales


"Dijo Dios a Abraham: toma a tu hijo, tu unigénito, a quien amas, a Isaac, y vete al país de Moriá y ofrécele allí en holocausto sobre una de las montañas" (Génesis, 22,2).

En la antigüedad, satisfacer a los dioses con sacrificios humanos, a menudo infantiles, no era un hecho excepcional, ni circunscrito a Mesopotamia o el Antiguo Egipto. Era un ritual, una practica litúrgica, que llegó también a la Grecia clásica. Y que también se practicó en distintas culturas de otros continentes. No es una práctica erradicada completamente en la actualidad:

"La agencia católica suiza Apic alertaba en su edición del 2 de agosto (2005) sobre la existencia de sacrificios rituales de bebés en el norte de Benín. Según antiguas tradiciones conservadas por algunas etnias, como los baatonous, los bokos o los peuls, los niños que salen del vientre de su madre en posiciones anormales, como por ejemplo con la cabeza girada hacia arriba, son calificados inmediatamente de brujos y de malditos, y deben ser sacrificados con el acuerdo de sus propios padres."
Benín: lucha contra el infanticidio ritual. Mundo Negro, nº 499, septiembre 2005 (revista de los Padres Combonianos)
Los abandonos
Los abandonos, por los motivos socioeconómicos apuntados en el apartado de los asesinatos infantiles, a los que cabría añadir ahora el hecho de ser hijo ilegítimo, también están ya ampliamente documentados y regulados en  Grecia y en Roma. Se siguen regulando a través de los siglos, en la medida que es una práctica constante, especialmente abrumadora en momentos de extrema pobreza. En muchos casos, los abandonos implicaban la muerte directa del menor abandonado, y en el resto representaba una vida muy  precaria y marginal, dada la consideración de "expósito" que se arrastraba y los pocos recursos a los que se podía acceder.
"Al no tener estos niños padres conocidos, se les ponían apellidos que delataban su condición de niños abandonados: el más cruel era el ponerles directamente 'Expósito' de apellido. Todavía en 1921 la ley establecía en España que los expedientes para cambiarse el apellido de Expósito por cualquier otro, serían gratuitos."
Mariano Arnal. www.elalmanaque.com/lexico/exposito.htm (2005)

"Oliver Twist no existió, pero la miseria y la explotación infantil de muchos niños europeos fue real. En la 'maravillosa' época victoriana el 15% de los críos moría al nacer. (...) Dickens abre su historia con el penoso nacimiento de su protagonista, que ya refleja una de las constantes de su tiempo: el abandono de niños. La madre de Oliver no sobrevive al parto, que se produce en un hospicio, ese edificio que ya se ha hecho 'común a la mayoría de las ciudades, grandes o pequeñas', realidad plasmada en el libro y corroborada por las estadísticas con las que contamos. (...) Según el exhaustivo estudio sobre 'La Infancia en la Historia Contemporánea de España (1834-1936)', dirigido por el historiador José María Borrás Llop, la cifra de niños acogidos en estos establecimientos creció espectacularmente en Europa durante la primera mitad del siglo XIX hasta disminuir de forma progresiva y casi desaparecer a principios del XX. (...) Más remotas eran las posibilidades de supervivencia de los recién nacidos depositados allí. En periodos normales, en los que no se propagaran las epidemias, de cada 1.000 niños ingresados fallecían entre un 70 y un 80%, sin apenas superar el primer mes de vida."
El Mundo, Magazine. 27-11-2005

Los abandonos se siguen dando en la actualidad, y la suerte de los abandonados hoy en día depende de las sociedades en las que se produce el abandono, de la edad del abandonado (a mayor edad, la adopción o acogida es más problemática) y de su estado de salud, de modo especial en lo concerniente a eventuales grados de discapacidad psíquica o física.

Información relacionada:
Los "expósitos", niños abandonados. Buenaventura Delgado

La mortificación del cuerpo


Muchas han sido las creencias o costumbres insólitas,  sobre todo relacionadas con las niñas, que en muchas culturas han mortificado la vida de generaciones de menores. Por ejemplo, la costumbre de comprimir los pies de las niñas en China:
"El vendaje de los pies era una antigua costumbre de China, que se extendió desde el siglo X hasta el siglo XX.  Esa tradición consistía en el vendaje apretado y doloroso del pie para que su tamaño no pasara de unos 7,5 cm.  Inicialmente fue practicado por las familias ricas, pero rápidamente se difundió también entre las pobres.  Tener hijas con pies diminutos era un signo de prestigio.  Se consideraba que eran más idóneas para el matrimonio, ya que los 'pies de loto' obligaban a las muchachas a quedar recluidas en el hogar, lo que aseguraba su virginidad.  Esa práctica estuvo impulsada en parte por fetichismo sexual.  Ese proceso doloroso duraba varios años y a menudo provocaba infección, gangrena e incluso la muerte."
Integración de los derechos humanos de la mujer y la perspectiva de género. Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. 31-1-2002
Ignorancia, afán de sometimiento o absurdos ideales estéticos a lo largo de la historia han torturado la vida de millones de menores. Entre muchos otros, sería también el caso de la costumbre de alargar el cuello de las niñas en alguna tribu africana, o de comprimir la frente de los recién nacidos en algunas culturas precolombinas.
"La anatomía de la especie humana no ha sufrido modificaciones en los últimos milenios, pero la imagen cultural exigida de ella, en cada época y lugar, sí ha sido diferente. (...) En los primeros días de vida se decide que la cabeza del niño debe tener una forma especial, aplicándole una presión externa para modelar intencionalmente el cráneo, que adecua su forma según la presión ejercida, dadas las características plásticas de la bóveda craneal en el recién nacido, que persisten en los primeros años de vida mientras se osifica. (...) La craneoplastia, según testimonios arqueológicos y etnohistóricos, fue utilizada en todo el planeta: Se han encontrado cráneos modelados por el hombre en los cinco continentes: en Oceanía, África, Asia y Europa pero, sobre todo, en América.
Abel Fernando Martínez Martín. Craneoplastia andina
http://museohismedicina.galeon.com/Craneoplastia/Craneoplastia.htm (2005)
Información relacionada:
Viento del este, viento del oeste. Pearl S. Buck

La mutilación genital femenina


En relación a la agresión al cuerpo infantil, por su difusión, antigüedad histórica y dolorosa y lamentable persistencia, destaca la mutilación genital femenina, que al parecer se inició en Egipto hace unos 2.000 años. En la actualidad sigue siendo un fenómeno muy grave: se estima que más de 135 millones de niñas y mujeres la han sufrido y que cada año dos millones de niñas corren el riesgo de padecerla. Las principales razones aducidas para la continuación de esta práctica son la costumbre y la tradición. Pero, sin duda alguna, a lo largo de los siglos y ahora, es consecuencia de estructuras de poder patriarcales, que legitiman la necesidad de controlar la vida de la niña y de la futura mujer.
"La niña es inmovilizada, generalmente por ancianas, con las piernas abiertas. La mutilación se lleva a cabo utilizando un cristal roto, la tapa de una lata, unas tijeras, la hoja de una navaja u otro instrumento cortante. Cuando se trata de una infibulación, se utilizan espinas o puntos para unir ambas partes de los labios mayores, y las piernas pueden permanecer atadas hasta 40 días. A veces se aplican polvos antisépticos, o bien, con mayor frecuencia, ungüentos que contienen hierbas, leche, huevos, ceniza o estiércol y que se consideran cicatrizantes. Es posible que a la niña la lleven a un lugar elegido al efecto para su recuperación donde, si la mutilación se ha practicado como parte de una ceremonia iniciática, se imparten enseñanzas tradicionales. En el caso de las muy ricas, es posible que la mutilación sea realizada por un médico cualificado en un hospital utilizando anestesia local o general.
(...)
"La práctica de la mutilación genital femenina es anterior al islam y no es habitual entre la mayoría de los musulmanes, pero ha adquirido una dimensión religiosa. Allí donde es practicada por musulmanes, a menudo se invoca la religión como una de sus razones. Muchos de los que se oponen a la mutilación niegan que haya relación alguna entre su práctica y la religión, pero los líderes islámicos no se muestran unánimes al respecto."
Amnistía Internacional. ¿Qué es la mutilación genital femenina? ACT 77/06/97/s
Información relacionada:
Un grupo de kenianas pretende que un juez prohíba a sus padres obligarlas a sufrir la mutilación genital. Cruz Blanco

Los castrados


Los niños, por su parte, también han sufrido mutilaciones genitales: las castraciones. La han sufrido con distintos objetivos a lo largo de la historia: por ejemplo, para convertirlos más tarde en guardianes de confianza de los aposentos femeninos, o en cantores de voz atiplada en las cortes y los monasterios (una práctica, esta última, todavía vigente en Europa en el siglo XIX). O para convertirlos en objetos sexuales, como en la Roma imperial, en la que pesar de algunas disposiciones en contra, no eran insólitas las castraciones (también se practicaba, en distintas culturas, la castración de adultos como castigo por algunos delitos, o a los prisioneros de guerra).
"Con Italia como principal escenario, dada su histórica tradición canora, la castración de los niños destinados al canto se realizaba entre los 7 y 12 años de edad, es decir antes de que la función glandular de los testículos diera lugar a la muda o cambio de voz. Se trataba casi siempre de niños de condición muy humilde, familia numerosa y aparentes aptitudes para lo que habían sido seleccionados. La posibilidad de una importante carrera cantando en ceremonias religiosas, teatros o cortes, podía significar un considerable ingreso de dinero no solo para el artista sino también para su familia y los intermediarios en sus jugosas contrataciones. (...) A menudo, el precio que los elegidos pagaban por someterse a tal intervención no era simplemente no poder procrear en un futuro, sino la propia vida, ya que las precarias condiciones de asepsia de entonces elevaban los porcentajes de mortalidad, según la habilidad del cirujano ocasional, que podía ser un médico o un simple barbero, desde un 10 hasta un 80 por ciento."
Mario Solomonoff. Las Voces de los Ángeles: Los Castrados
http://www.lamaquinadeltiempo.com/algode/castrati.htm (2006)
Al parecer, es una práctica que aún persiste en algún estado de la India. En relación a la cultura latina, su tratamiento ambivalente es posible que tenga alguna relación con esta cita del Evangelio:
"Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda."
S. Mateo, 19.12
Información relacionada:
Los recuerdos del último eunuco chino. Valerie Strauss

Los abusos sexuales


Con los abusos sexuales a menores y su prostitución forzada entramos en uno de los capítulos más siniestros de la historia de la humanidad. En la antigüedad se consideraba natural considerar a los menores como objetos sexuales, hemos puesto un ejemplo de la Roma Imperial.

Los testimonios de estos abusos en prácticamente todas las culturas son abrumadores: en la medida que no se les consideraba sujetos de derechos estaban fácilmente expuestos a ellos.
Por ejemplo, Goya, en sus grabados, nos recuerda que los abusos infantiles no eran una práctica insólita en su época, a caballo de los siglos XVIII y XIX.

Desgraciadamente, en la actualidad sigue siendo un tema gravísimo. Junto a los abusos cometidos en el ámbito familiar, en la mayoría de los casos ignorados y por lo tanto impunes (pero de efectos desbastadores para los menores que los padecen), hay que situar el turismo sexual y el tráfico de menores destinado a la prostitución.

"Los turistas sexuales que se involucran con la niñez provienen de diversas profesiones y condiciones sociales, pueden estar casados o ser solteros, hombres o mujeres, turistas ricos o viajeros con presupuestos limitados. Pueden ser pedófilos con un deseo premeditado por niños y niñas o viajeros que no planifican su viaje con la intención de explotar a un niño(a). El anonimato, la disponibilidad de niños y niñas y el estar lejos de las restricciones morales y sociales que normalmente gobiernan su comportamiento puede llevar a una conducta abusiva en otro país. A menudo justifican su comportamiento aduciendo que es culturalmente aceptado en ese país o que ayudan al niño(a) proporcionándole algún dinero."
(...)
"El tráfico de mujeres, niñas y niños ha surgido como una cuestión de preocupación global en años recientes: facilitado por fronteras porosas y avanzadas tecnologías de la comunicación, se ha vuelto crecientemente transnacional en su ámbito y altamente lucrativo. A diferencia de las drogas o del armamento, mujeres, niñas y niños pueden ser “vendidos” varias veces, son mercancías en un negocio transnacional que genera billones de dólares, y a menudo opera con impunidad."
ECPAT Internacional. www.ecpat.net/es/CSEC/faq/faq.asp (2005)
Información relacionada:
El turismo sexual, en crecimiento y más visible. Daisy Tourné

Las bodas de menores


Las bodas de menores concertadas por las respectivas familias a lo largo de la historia han sido habituales en muchas culturas. En la actualidad, es una práctica corriente en algunas zonas de Asia Meridional y África Subsahariana.

También en este caso las niñas salen peor libradas, ya que además en la mayoría de los casos las bodas no eran o son entre dos menores, sino entre una niña y un adulto. Al margen de los efectos emocionales, desde un punto de vista estrictamente sanitario los efectos suelen ser también lamentables:

"Normalmente estos matrimonios no se materializan hasta que los dos cónyuges llegan a la adolescencia. Las niñas se convierten en madres a los 13 o 14 años, tan pronto como la biología lo permite. Los embarazos y abortos frecuentes, la malnutrición y la dureza de las condiciones de vida y trabajo de estas niñas-madres acorta sus vidas."
Imma Llort. /www.indiga.org/social/inf_nne.htm (2005)
Información relacionada:
Novios a la fuerza. Daniela Bezzi

Los niños soldado


Desde la antigüedad, la incorporación de los menores a las milicias ha sido habitual. Si no como combatientes (a causa de su poco desarrollo), como auxiliares. Por ejemplo, en la Europa medieval, se usaba a niños como asistentes en la batalla (escuderos), aunque su papel en los combates reales era limitado.

En algunos países africanos o de la América latina hoy en día hay millares de niños que luchan, matan y mueren. Habitualmente han sido enrolados en fuerzas rebeldes o gubernamentales contra su voluntad. Se ven obligados a las conductas más crueles para sobrevivir, en ocasiones bajo los efectos de las drogas.

"Reclutar niños y niñas soldado es una práctica habitual en el seno de muchos conflictos en todo el mundo. En algunos, años y años de guerra han agotado a los adultos en edad de combatir: sólo quedan niños. Los niños sirven para todo en tiempo de guerra: combaten, cocinan, acarrean agua, actúan como señuelos, mensajeros o espías. Estos niños y niñas han sido secuestrados en la calle, sacados de las aulas o campos de refugiados. Otros muchos son forzados a salir de sus casas a punta de pistola, mientras juegan cerca de casa o caminan por la carretera. Algunos niños se han unido de forma “voluntaria” ante la desintegración de las familias a causa del conflicto, las condiciones de pobreza y el desplome de servicios sociales básicos. Los reclutadores suelen enviar a estos niños a campos de entrenamiento junto a los adultos para que reciban adoctrinamiento militar. Reciben un trato violento y, en algunos campos, han muerto debido a las deplorables condiciones de vida. Tras varias semanas de entrenamiento son utilizados en primera línea de fuego como carne de cañón."
Coalición española para acabar con la utilización de niños soldado.
www.menoressoldado.org/ninos-soldado (2005)
Información relacionada:
Ébano. Ryszard Kapuscinski

Los menores, víctimas de las guerras


El Informe 2005 de UNICEF sobre el estado mundial de la infancia se puede aplicar perfectamente a cualquier época histórica:
"Los niños y niñas son siempre los primeros afectados por un conflicto, ya sea directa o indirectamente. Los conflictos armados alteran sus vidas de muchas maneras, e incluso si no mueren o resultan heridos pueden quedarse huérfanos, ser secuestrados, violados o sufrir graves daños emocionales y traumas psicosociales debido a la exposición directa a la violencia, el desplazamiento, la pobreza o la pérdida de seres queridos."

torna a l'inici