Amnistia Internacional Catalunya, Grup d'educació
 La Declaración Universal y la poesía
> Índice de poemas

Diálogo entorno a la pobreza
Yamanoue no Okura
(primera mitad siglo VIII)
El pájaro y la flor. Mil quinientos años de poesía clásica japonesa. Traducción: Carlos Rubio. Alianza Editorial, 2011 (p. 65 a 68) (*)
Pregunta del indigente:

En esas noches
cuando azota la lluvia con viento,
en esas noches
cuando cae agua nieve,
cuando siento tanto frío,
un frío que me entumece,
tomo un trozo duro de sal
y lo mordisqueo.
Luego sorbo heces de sake
disueltas en agua caliente
que me hacen toser
y hacer ruido con la nariz.
Y mientras acaricio
mi barba rala,
con orgullo me digo:
"¿Acaso existe alguien
mejor que yo?".
Sintiendo más frío,
me echo sobre los hombros
mi ropa de cama de
cáñamo tejida;
y, aunque me pongo, una sobre otra,
mis chaquetas sin mangas,
¡qué frío tengo!
"¿Cómo puedes
siendo aún más pobre que yo,
con padre y madre
hambrientos y tirirando,
con esposa y con hijos
mendigando la comida
con lágrimas en los ojos,
cómo puedes vivir
en tal situación?"

Respuesta del desposeïdo:

¿No dicen que son grandes
el cielo y la tierra?
¿Por qué, entonces, para mi
se han encogido?
¿No dicen que son brillantes
el sol y la luna?
¿Por qué, entonces, para mi
han perdido su brillo?
¿Es para mí
o para todos los hombres?
Como hombre, he nacido;
y como hombre, con mi esfuerzo
la vida me quiero ganar.
Igual que algas,
me cubren telas harapientas.
Una chaqueta de cáñamo
que no tiene mangas
ni forro de algodón
me cuelga de los hombros.
Y en esta mísera choza
de torcidas paredes
estoy tumbado sobre paja
extendida en la tierra.
Mi padre y mi madre,
acurrucados en la almohada;
mi esposa y mis hijos,
abrazados a mis pies.
Todos gimen
y todos se lamentan.
Del fogón nuestro
no sale el humo
y en la olla del arroz
la araña teje su nido.
De cómo se cocina el arroz
ya me he olvidado
entre tanto gemido y tanto lamento.
"Del árbol caído
todo el mundo hace leña",
dice el refrán
y para probar que es verdad
del alcalde del pueblo
ya me llega su voz
hasta aquí, donde dormimos.
Viene blandiendo un látigo
y a gritos pidiendo el tributo.
¿Tan desesperado debe ser el camino
que recorre un hombre en este mundo?

--
(*) Nota adjunta a la poesía en la edición de Carlos Rubio: "El tratamiento de un rema social como la pobreza, insólito en mil quinientos años de poesía japonesa, tal vez refleja la formación confuciana de este autor de origen coreano. Términos como ««pobreza.. (mazushikz) que aparecen sea¡ quedarán proscritos de las antologías poéticas de los siglos siguientes. La irregularidad de algunos versos puede traducir el impulso poético, tal vez demasiado potente para ajustarse a las reglas métricas (Manyooshuu)."